5 de mayo de 2012

[Reseña] - Chalked up de Jennifer Sey (Gimnasta artística)


La verdadera historia de la campeona nacional  de gimnasia artística de USA de 1986 cuyo sueño de toda la vida era competir en las Olimpiadas, hasta que la anorexia, las lesiones y los abusos de los entrenamientos  destruyeron sus sueños de medallas de oro y de ser la próxima Nadia Comaneci. 

Tenía talento natural y su éxito temprano llevo a u familia a sacrificar todo para ayudarla a convertirse, a los 11 años, en una de las gimnastas de elite.  Pero mentras que se ponía metas más y más altas -  entrar en el equipo nacional senior, ser campeona nacional, las olimpiadas de 1988 - Sey comenzó a cambiar, poniendo sus necesidades, su salud y su bienestar de lado para conseguir ganar. Los adultos en su vida se negaron a reconocer esa caída en la autodestrucción. 


Título: Chalked up
Autora: Jennifer Sey
Editorial: William Morrow & Company
Páginas: 292
Libro único

  

Si os habéis leído la sinopsis quizá os estáis preguntando cómo ha llegado este libro un tanto extraño a mis manos. Quizá penséis que practico o he practicado gimnasia artística en algún momento de mi vida y por eso me interesa el tema, pues os equivocáis, no he tenido ningún contacto con este deporte.  Pero me fascina desde que tengo memoria, es lo típico que siempre me quedo viendo en las Olimpiadas, o si pillo los mundiales en el Eurosport pues también. Es que las veo pegar esos pedazo de volteretas y es como... ¡¡¡yo también quiero!!! Aunque luego lo vuelvo a pensar y fijo me moría de miedo, vete tú a dar un mortal hacia atrás sobre un palito de 20 centímetros a metro y medio del suelo... 

El caso es que me enganché a una serie ambientada en el mundo de la gimnasia artística, Make it or break it, y reavive mi afición a ver este deporte. Me dio por ver vídeos en youtube de competiciones (por cierto, estoy ya super puesta de quien son las favoritas para las olimpiadas, este año ya me las veo en plan forofa) y empecé a leer comentarios sobre lo mal que las tratan en los gimnasios de élite, vi incluso un documental sobre el tema y acabé leyendo sobre el libro que narraba las experiencias de esta chica. Mi vena cotilla se impuso... Como no creo que nadie vaya a leer este libro, y si lo va a hacer es probable que conozca de antemano la historia de esta chica, voy a comentar algunas cosillas de su historia. 

Jennifer Sey, que se define a sí misma como perfeccionista y obsesiva, destacó desde niña en el deporte y centró toda su vida en él; los entrenamientos y las competiciones hicieron que sus únicos amigos fueron sus compañeras de gimnasio. Cuando consiguió alcanzar el nivel de élite, su familia la animó a mudarse a otra ciudad donde estaba uno de los mejores gimnasios del país y acabo arrastrándola con ella creando cierta inestabilidad familiar. Esto hizo que más adelante, cuando abrumada por las lesiones y el terrible trato de los entrenadores perdió la ilusión por seguir compitiendo, no se atreviera a dejarlo por miedo a defraudar a la familia. El año en que ganó el título nacional era especialmente atrevida en sus rutinas porque había perdido el miedo a la lesión e, incluso, la deseaba para tener una excusa para retirarse. 
Buena parte del libro se dedica a explicar la presión psicológica a la que sometían los entrenadores a las niñas, llegando a insultarlas y a hundirlas moralmente si no conseguían dominar determinados movimientos o si se pasaban de peso. Y es que con 1,64 no se permitía pesar más de 45 kilos llegando a bajar de los 40 kilos, ayunando, utilizando laxantes y compitiendo en peso constantemente con otras gimnastas. Su madre era consciente y lo consideraba un sacrificio del deporte. Cuando tuvo una lesión importante, una fractura de fémur, apenas llegó a reposar 14 días cuando con una férula especial ya estaba de nuevo entrenando. Apunta que se preocupaban fundamentalmente de que pudieran competir hasta las Olimpiadas, pero que el estrés físico a las que la sometían sabían que les podría causar graves problemas en su vida adulta. 

Y el final fue bastante triste porque finalmente debido a las lesiones, los cambios de su cuerpo y la depresión nunca llegó a participar en unas Olimpiadas

Se trata de una experiencia de una persona particular y no creo que todas las gimnastas tengan un recuerdo tan terrible. Sin embargo, si que me parece duro un mundo tan competitivo y exigente para unas niñas, ya que a los 20 años ya está acabada su carrera, definitivamente tienen una infancia y juventud distinta, pero no creo que necesariamente mala. Es necesario un apoyo familiar, de entrenadores y de compañeros, muy distinto al que tuvo ella. Lo que me parece terrible es que la familia lo deje TODO para seguir la carrera de la niña, es poner demasiado presión sobre sus hombros y creo que los padres siempre deberían vivir su vida en primer lugar y no vivir a través de los hijos. 

También quería decir que aunque la historia me ha parecido interesante, me ha decepcionado un poco lo mal escrito que está. Aunque la autora no sea "escritora", debería haber pasado por un equipo de correctores que mejorara la calidad. El estilo deja mucho que desear, es repetitivo, poco atractivo, caótico en ocasiones. No le doy una puntuación muy buena por eso.  Además también me he perdido un poco cuando habla de los matices técnicos de los saltos.

 
Sólo se lo recomendaría a quien le guste la gimnasia artística o quiero conocer un poco el mundo de la gimnasia desde dentro. 

                            

                                             
                                                   


Me entra curiosidad...  ¿Vosotros habéis leído las memorias de alguien? 

19 comentarios:

Talisman Dreams dijo...

No soy forofa de las memorias.. nunca me han interesado, ni de mis cantantes o actores favoritos... soy más de ver la peli directamente si la hacen jajaja

A mí me ocurre como a ti, que este deporte y el patinaje me dejan embobada cuando los veo :)

¡Gracias por la reseña! Un besito :)

Pakiko dijo...

Me gustan todos los deportes, pero éste en concreto tiene un mérito y un sacrificio brutal. Al leer tu reseña me ha venido a la mente el documental de cómo preparan a las niñas chinas para convertirlas en atletas. No recuerdo su título, pero no tiene demasiados años. También hubo denuncias en el equipo español por alguna atleta de las exigencias con el peso y la mala alimentación. En fin, es un tema sobre el que todavía hoy existen muchas sospechas y al parecer fundadas. Gracias por tu reseña.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Yo también flipo con las volteretas, aunque por tu reseña no me animo a leer este libro... es un mundillo complicado y sometido a mucha presión. Un besito!

Laura dijo...

Parece interesante... ^-^
No lo había visto nunca pero si dices que deja mucho que desear por la forma en la que está escrito... como que mejor no xD
Y no, de momento no he leido las memorias de alguien, quizá en otro momento ;)

PD: ¿Te pasas por mi blog?

mientrasleo dijo...

Tuve una época que me leía muchísimas biografías de personas que me resultaban particularmente interesantes o cuyas historias me parecía que podían merecer la pena.
Esta es una de ellas.
Besos

Alyena dijo...

no he leido las memorias de nadie. En principio, no me atrae. Tampoco soy de leer biografias. Este libro parecia interesanet pero el hecho de q esté tan mal escrito ya no convence!!

BEsotes

Alyena dijo...

no he leido las memorias de nadie. En principio, no me atrae. Tampoco soy de leer biografias. Este libro parecia interesanet pero el hecho de q esté tan mal escrito ya no convence!!

BEsotes

Tania dijo...

Me llama bastante, pero por lo que dices de la estructura, y eso, no creo que lo lea ><
¡Gracias por la reseña, un beso!

Carmen dijo...

Entre que el personaje no me atrae y que está mal escrito, según dices,... no, lo dejaré pasara.
Besos y feliz sábado!

Sileny dijo...

Pues la verdad es que no me he leído ninguna biografía ni creo que lo haga a no ser que me interese mucho la persona!
Yo soy forofa de el patinaje artístico sobre hielo...hay cada churri sobre patines...xDD
Un besote!

La Mujer dijo...

A mi es que las memorias de la gente no me hacen mucha gracia y menos aun si no son personas que han muerto hace tiempo.

Considero que las memorias deben publicarse una vez después de muerto el autor, si las ha escrito antes claro. Pero nunca cuando esté vivo.

Mariana Sanchez dijo...

Me gustan las memorias, aunque no es mi género favorito, porque, como en este caso, puede servir para que otras niñas que sueñan con ser gimnastas no caigan en lo que cayó la protagonista y puedan llevar una vida de atletas mucho mas saludable física y mentalmente. Saludos!

Bam dijo...

No lo conocía pero yo quiero leerlo ya que siempre me ha interesado la gimnasia, aunque no la practico claro esta, me llama mucho n.n
Besos!

Chaantii dijo...

El libro no me llama nada, pero la serie que has dicho no pinta mal.
Las memorias no me gustan.

Un beso ^^

Abbie dijo...

Yo sí, leí las memorias de una chica que fue arrollada por un tren y que perdió las 4 extremidades, y que luego se convirtió en doctora. También leí Alicia; el diario de una chica drogadicta y el Diario de Ana Frank. Me gusta leer ese tipo de cosas de vez en cuando :3

Lilian19 dijo...

Uhmm... me llama la atención el libro, toca un tema diferente y la verdad es que me parece interesante. No había leído ninguna reseña de esta novela, así que gracias por traerla :) ¡Besos!

Koneko-chan dijo...

Pues yo creo que pasaré de este libro, no es mi estilo ^^
Gracias por la reseña guapa, un besote!!!

Loida dijo...

Pues la verdad es que ahora que lo pienso no me he leído las memorias de nadie, somos unas desmemoriadas todas jeje
A mi también me pasa como a ti, esto y el patinaje, sea sobre hielo o sobre ruedas me dejan pagada a la pantalla con la boca abierta. Es impresionante lo que algun@s pueden hacer con sus cuerpos. Yo hago eso y me parto en 3 partes jeje
El libro no me llama la atención pero el vídeo que has puesto me ha encantado =)
Un besazo guapísima!

Sunhee dijo...

¡Ahí va, pero qué interesante! La gimnasia rítmica es algo que siempre me ha impresionado. De pequeña practicaba el deporte (pero ¡bah! yo era muy patosa en ese entonces) y la verdad es que vi un poco el mundillo de las competiciones de ese tipo, ya que compañeras mías habían sido seleccionadas, y además tenía el CAR en mi ciudad natal.

Yo creo que sí, que la vida de esta gimnasta fue dura, y que seguro que la de muchas otras gimnastas también lo es (¡solo piensa en la presión que deben de estar sufriendo todo el tiempo!), pero que también hay quien lo hace por puro amor al deporte.

¡Qué lástima que no estuviera bien escrito! La verdad es que esto de las memorias/biografías me intriga y es un tema pendiente. Tengo ganas de empezar el de Steve Jobs, que hace un mes que está en mi pilón de libros para leer.

¿Ya tienes a gimnastas "fichadas" para los juegos? Yo también es lo que veo cuando los hacen, pero no conozco a nadie en particular :x