23 de septiembre de 2014

[Reseña] - Winger de Andrew Smith


Ryan Dean West es un chico de catorce años que estudia 1º de Bachillerato en un internado para niños ricos. Está viviendo en el Opportunity Hall, la residencia de los problemáticos, y comparte habitación con el mayor matón del equipo de rugby. Está enamorado de su mejor amiga Annie, que lo ve como a un niño pequeño. Con ayuda de su sentido del humor, sus compañeros de rugby y sus dibujos de comics, Ryan Dean se las apaña para sobrevivir las dificultades de su vida e, incluso, para encontrar algo de felicidad por el camino. Pero cuando pasa lo inimaginable, tiene que averiguar cómo agarrarse a lo importante, incluso cuando parece que todo se está desmoronando. 

Título: Winger 
Autora: Andrew Smith
Editorial: Simon & Schuster
Páginas: 449
Precio: 9.91€
Libro Único
Sólo en inglés

  

¡Menuda DECEPCIÓN de libro! Así, con mayúsculas. Aunque no está publicado en español, estoy segura de que a casi ninguno os resulta desconocido. Es el libro de moda en booktube, el favorito de todos. De hecho, tengo que reconocer que es el principal motivo por el que me anime a leerlo. La curiosidad por saber de qué iba todo el hype que está generando me hizo elegirlo entre tantos otros que quiero leer. Sin embargo, en este caso no voy a culpar a las expectativas de mi decepción . Hay demasiados aspectos de este libro que no me han gustado y que, incluso, me han cabreado.

Winger transcurre en un internado para niños ricos. Después de haber crecido con Harry Potter como libro de mesilla, no puedo evitar seguir sintiendo debilidad por los libros ambientados en internados. Sin embargo, en este caso puede que sea lo único que me ha gustado del libro (y ni siquiera). La historia está narrada desde la perspectiva del protagonista, Ryan Dean, un niño de catorce años totalmente insufrible. Hay tres cosas fundamentales que debes saber de él, no se cansará de repetirtelas a lo largo de toda la historia: es un junior (1ºBach) aunque tiene 14 años, todas las tías del instituto están buenísimas y su mejor amigo es gay pero él lo quiere de una forma "no gay" (WTF?).

El principal problema que he tenido con este libro ha sido lo insufrible que me resultaba el protagonista. Ryan Dean es un criajo de 14 años en plena edad del pavo que no tiene muchas más inquietudes que jugar al futbol, hacerse el machito con sus amigos, intentar liarse con tías y comentar lo buenísimas que están todas y dejarle muy claro al mundo que no es gay. Esta manía con recalcar que "le parecía muy bien que su amigo Joey fuera gay pero que te quedase claro que él no lo era" me resultaba bastante homófoba. Tristemente hay mucha gente así en la sociedad, y valoro la caracterización que el autor ha hecho del personaje que me parece realmente buena y distinta a los protagonistas habituales. Sin embargo, no he encontrado el más mínimo aliciente para interesarme por lo que tuviera que decir.

En mi vida real nunca me daría por ponerme a conversar con el tipo de niñato al que representa Ryan Dean (salvo que sea de mi familia y tenga la obligación moral de soportarlo hasta que, con suerte, salga de la edad del pavo) porque no tiene nada que aportarme, y por eso las tontadas que este libro cuenta tampoco lo hacen. Hay ocasiones en que disfruto leyendo a personajes detestables porque presentan algún tipo de conflicto interno o algún tipo de análisis psicológico que resulta interesante. Este no es el caso, ni siquiera se aprecia un crecimiento personal que sería propio de la edad que tiene y de las circunstancias que vive.

La trama del libro me ha parecido prácticamente inexistente. Te cuenta una serie de tontadas y anécdotas de su vida en el internado hasta que llega a un final bastante inesperado sin darle la seriedad que tiene y con una reacción del protagonista de nuevo decepcionante. Todo ello lo cuenta en primera persona con un estilo informal y un tono humorístico y sarcástico, bastante malhablado, muy al estilo que le pega a un personaje de las características descritas. En teoría debería ser gracioso, pero en serio a mí no me lo ha parecido.

Quizá no tenga la edad para conectar con el personaje, o quizá este libro no era para mí. Me inclino más a pensar lo segundo. Si se pudiera decir que un libro te cae mal, diría que Winger me ha caído muy mal.


Winger cuenta una serie de anécdotas de la vida de un adolescente en la edad del pavo con un tono humorístico e informal. Personalmente el protagonista me ha parecido repelente y no me interesaban nada sus chorradas. Si le doy dos estrellas y no una es porque me ha parecido que el personaje, dentro de su "insoportabilidad", está bien construido. 

   

11 comentarios:

Tatty dijo...

No lo conocía y viendo tus impresiones, creo que lo dejo pasar porque creo que tampoco me gustaría
Besos

Tizire dijo...

Lo había visto en Youtube y me había llamado la atención porque todo el mundo lo recomendaba, aunque no tenía muy claro el argumento... Pero tu decepción me deja claro que no es un libro para mí. 1beso!

Nina dijo...

Bueno, ya lo compré xDDDDDDDDDDD ahora toca leerlo

Bam dijo...

Yo muero por leer el libro y espero me guste más, porque le tengo expectativas n.n
Besos!

Carla dijo...

Lo tengo pendiente, pero ahora me da miedo. No es la primera reseña negativa que leo... pero ya que lo tengo, tendré que darle una oportunidad.

Un beso!

Mrs Brightside dijo...

Me llamaba un poco antes, pero leyendo tu reseña, realmente no me apetece para nada leer un libro así :P

Besotes ^^

Hannah; dijo...

¡Hola!

Por extrañas circunstancias de la vida, a mi este libro no terminó de llamarme la atención en ningún momento. Sí, soy una enamorada de El Guardián entre el centeno; sí, también tengo debilidad por los libros ambientados en internados por culpa de HP y sí, las críticas positivas plagaban internet... pero a mí simplemente no me cuajaba, habla con mi subconsciente. Supongo que por eso soy una lectora tan poco constante, más impulsiva que otra cosa. ¡Pero tienes que confiar en "your gut" --¿Te puedes creer que no me sale decirlo en español? Bleh. Es la 1 a.m.

Por un lado, aún no conozco a Ryan y ya le odio -todo eso me suena a yo no soy homofobo, TENGO UN AMIGO GAY-, pero por otro lado siento que QUIZÁS podría ser una crítica del autor a ese tipo de hipocresía que plaga nuestra sociedad? No lo sé, y la verdad es que tampoco planeo averiguarlo. Puedo aguantar protagonistas insufribles y aún así adorar el libro (como es el caso de La orden de la Academia Spence, dónde odias cada uno de los componentes del elenco, ya sea principal o secundario) pero no que lleve como bandera esos... ideales. Y en serio, me inclino ante tu última frase: "Si se pudiera decir que un libro te cae mal, diría que Winger me ha caído muy mal.".

Espero que el próximo libro que nos traigas pueda ser algo que de verdad-verdad-verdad hayas podido disfrutar. ¡Un besazo!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Pues a mi me lo descubres y con las mismas lo olvido. Vaya fiasco ¿no? yo también tengo debilidad por el tema de los internados y mira que no leí Harry Potter. Hablar con niñatos, como que no, jajaja
Besos

Xula dijo...

Puff creo que esta vez voy a pasar. Y no porque este en ingles,que si mereciera la pena lo intentaria, pero es que si no te ha convencido a ti a mi menos :) Besos

Lau Rhead dijo...

Hola! Vaya, pues mira que me había llamado la atención ya que parecía una historia que podía dar de sí. Pero contu opinión creo que de momento lo voy a dejar pasar y me dedicaré a reducir mi lista de pendientes. Gracias por la reseña, besos!

Cerecita* dijo...

Es la primera reseña negativa que leo de este libro, yo en particular estoy deseando tenerlo, igual quisiera darle una oportunidad, besicos.