18 de noviembre de 2014

[Mini-Reseñas] - Quiet, Un encuentro casual y Pérdida.

Quiet, the power of introverts in a world 
Susan Cain 
Broadway Books
352 páginas
11€ / 3,99€ (kindle)

Al menos un tercio de las personas que conocemos son introvertidos. Son aquellos que prefieren escuchar a hablar, aquellos a los que les gusta crear e innovar pero que odian promocionarse, son los que favorecen el trabajo independiente al trabajo en equipos. Debemos a introvertidos - como Rosa Parks, Chopin, Dr. Seuss, Steve Wozniak - muchas de las grandes contribuciones a la sociedad.

En Quiet, Susan Cain argumenta que la sociedad infravalora a los introvertidos y pierde mucho haciéndolo. Explora el "ideal de extroversión" del s.XX y lo fuertemente que se ha arraigado en nuestra cultura. También nos presenta a introvertidos exitosos - desde un orador ingenioso que recarga las pilas en soledad antes de sus charlas hasta un vendedor que sabe cómo obtener información a través de las preguntas-. La autora defiende su punto de vista con pasión y una intensa investigación con casos reales. Quiet tiene el poder de cambiar cómo vemos a los introvertidos y cómo se ven ellos mismos. 



Si hay un tercio de introvertidos en la población general, me apuesto lo que queráis a que entre los lectores de este blog se superan fácilmente los dos tercios. Leer es un hobby característico de introvertidos. Ser introvertido no es lo mismo que ser tímido, como mucha gente suele creer. Es una forma de ser que implica, entre otros rasgos, una tendencia a pasar más tiempo con uno mismo y de ahí que leer sea un pasatiempo perfecto para nosotros. En este libro, la autora explica perfectamente cómo es una persona introvertida. Puede ser una lectura perfecta tanto para las personas introvertidas que quieran conocerse un poquito mejor a sí mismos (os vais a sentir reflejados y comprendidos) como para aquellos extrovertidos que quieran saber cómo funciona la mente de su contraparte y cómo tratar con ellos.

No se trata de un libro de autoayuda pero sí que levanta un poco la moral de los introvertidos. La autora piensa que la sociedad actual valora mucho la extroversión y menosprecia muchos de los rasgos característicos de los introvertidos, especialmente en el mundo laboral. Y yo estoy totalmente de acuerda con las opiniones que expresa. Ella se encarga de resaltar los rasgos más positivos de esta persona que la sociedad se está perdiendo por no valorarlos adecuadamente. Son personas creativas, intuitivas, empaticas, reflexivas. Al contrario que los extrovertidos, sus decisiones son más meditadas y se fijan más en los detalles. En las relaciones personales saben escuchar mejor y tienen una mayor capacidad para intuir cuáles son las necesidades del otro. Estas cualidades bien pueden ser tan útiles para una empresa como el liderazgo, la simpatía o la capacidad de persuasión de un extrovertido.El mensaje es que nadie es mejor que el otro por ser introvertido o extrovertido. Son simplemente personas diferentes y, en cierto modo, complementarias en nuestra sociedad.

La estructura no es la mejor, ni la escritura tampoco, y aunque hay alguna parte algo más rollera, en general el mensaje me ha gustado mucho y me ha dado mucho que pensar. Quizá me anime a hacer una entrada reflexionando sobre este tema con algunos pasajes del libro. ¿Os gustaría?




Un encuentro casuaal 
Gala Gon 
Amazon Kindle
31 páginas
0,89€ (kindle)

Sin nombres, sin palabras. Lo único que necesitabas para tenerme era un no. En este relato erótico nos encontramos a dos personas desconocidas que deciden seguir sus impulsos más primarios, porque, ¿cada cuanto coincidimos con alguien de forma tan primaria y tan potente? ¿Por qué girar la cara? ¿Por qué no disfrutar con la casualidad?



Este es un relato publicado en Amazon por una booktuber española que quizá conozcáis: LectoraEstherica. Me gusta leer libros o relatos de blogueros o booktubers que sigo porque parece que los conozco un poquito y eso me provoca cierta curiosidad añadida en cuanto a sus publicaciones. Y también por apoyar a gente que está comenzando a escribir, ¿porqué no? Por eso mismo os animo a darle una oportunidad si os llama la atención la temática.

Sabéis que la literatura erótica no es uno de mis géneros predilectos. Sólo he leído tres libros del género. Mucho antes de que apareciera Ciencuenta sombras de Grey leí "El tutor" de Robin Schone, un buen comienzo con el género. Es un libro bien escrito y con una trama interesante, además de las evidentemente múltiples escenas con fuerte carga sexual. Lo devoré con el morbo que le produce a una adolescente algo de semejante temática. Mi siguiente acercamiento al género fue mucho más mayor con la conocida "Cincuenta sombras de Grey" y me horrorizó. Quería ahogar a todos los personajes con un calcetín sucio, empezando por la dichosa diosa interior. Lo remate con la saga de "Pídeme lo que quieras" de Megan Maxwell, que me decidió a no acercarme a un libro erótico en una buena temporada. Pero, ¿y un relato?

Un encuentro casual narra justamente lo que indica su título. Dos desconocidos coinciden en el transporte público, surge la atracción y se van directos a la cama. No hay dialogo, no hay más interacción entre ellos. Puede parecer muy directo, pero creo que en ello está la gracia del relato. Todo esta narrado desde la perspectiva de la chica y describe muy bien las sensaciones.

El relato consta de dos partes diferenciadas. En la primera la pareja se encuentra, surge la atracción y comienza el juego de miradas, de roces, hasta llegar al consenso sin palabras de irse juntos. En esta parte tiene mayor carga los pensamientos de la chica. La segunda es ya la escena de sexo en sí, bastante explícita, y cambia el tono a uno mucho más crudo y directo. Me ha gustado cómo se maneja el ritmo del relato, incrementando la intensidad así como lo viven también los protagonistas.

No me gustan los libros eróticos porque los que he leído no tenían un buen argumento que enganche las escenas de sexo, a excepción de "El tutor", pero con un relato sabes a lo que vas y no te da tiempo a hastiarte. No os de reparo que sea autopublicado, está bien escrito.





Perdida
Gillian Flyn
Mondadori
570 páginas
17.00€ / 7.59€ (kindle)

Gillian Flynn retrata el mundo claustrofóbico de un matrimonio que hace aguas. En un cálido día de verano Amy y Nick se disponen a celebrar su aniversario de bodas en Misouri. Como cada año, Nick espera hasta el último minuto para comprarle el regalo a Amy. No obstante, no va a hacer falta, puesto que Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. En el salón de su casa aparecen claras muestras de un forcejeo y la policía se pone a investigar de inmediato. Enseguida quedan desconcertados por la actitud de Nick: tan sereno que parece no importarle la desaparición de su mujer. Inevitablemente, pues, las sospechan recaen sobre él, pese a que mantiene su inocencia.



Al final he caído con el último boom literario de estos años, Perdida de Gillian Flynn. No tengo remedio, aunque se trate de un libro que a priori no me llame mucho la atención al final me leo todos los libros de moda por curiosidad. Y si encima hacen peli, apaga y vamonos.

Al principio pensaba que se trataba de una novela policiaca, pero es más bien un thriller psicológico. Por suerte, se trata de un género que me gusta mucho más. Me gusta adentrarme en la mente de personajes complejos y os aseguro que en esta novela me he encontrado con uno de los personajes más retorcidos y psicópatas que he leído en mucho tiempo. En ese sentido me ha encantado.

Comienza como una novela a dos voces narrado en dos espacios temporales distintos por los dos miembros de un matrimonio que hace aguas. La voz de Amy está representada por su diario en el que podemos ver la evolución de su matrimonio mientras que Nick se encarga de relatar el presenta a partir del momento en que Amy desaparece y comienza la investigación. Es cierto que la autora consigue hacerte dudar, pero cuando llega el gran giro de argumento hacia la mitad del libro yo lo veía venir. La gran vuelta de tuerca de la historia me parecía bastante predecible, pero los detalles son los que me han sorprendido. Está todo perfectamente hilado y planificado.

Gillian Flynn explora los problemas de un matrimonio en crisis. Amy y Nick ya no están enamorados, están amargados y frustrados con su vida y con su relación. Y esto genera un caldo de cultivo perfecto para unas mentes retorcidas. No son personajes para conectar, pero sí para sorprenderte.

Me ha gustado y no descarto leer más de la autora. Por cierto, vi la película y esa no me gustó tanto. Demasiado larga y menudo sosainas Ben Affleck, siempre me ha parecido un "sinsal".


 

14 comentarios:

Lhya dijo...

No es una prioridad para mí para leer Perdida, pero como tú, me da curiosidad los BOOMS de la literatura y quiero leer ese libro o alguno de la autora. Quiet me ha llamado muchísimo la atención. No sé muy bien como calificarme: introvertida o extrovertida, y por ello me gustaría mucho leerlo. Directo a mi Wishlist. Y el relato, Un encuentro casual, ahora mismo lo buscaré en Amazon.
Gracias por las mini-reseñas, un beso :)

MeriiXún dijo...

Hola^^
Perdida me llama muchísimo la atención, es de ese tipo de libros que siempre me gusta.
besos!

Cerecita* dijo...

EStoy deseando leer Perdida pero por ebook porque para comprarme el libro lo veo difícil a parte no es mucho mi temática solo por curiosidad, besicos.

Esther dijo...

¡Hola! Ay, que no sé qué me ha subido por el estómago cuando he visto en el título del post "Un encuentro casual", ¡muchísimas gracias! Por todo: seguirme en el canal, leer el relato, comprarlo... Vamos por tu apoyo, gracias de verdad. Además, me encantan tus bailarinas.

¡Qué bueno lo de "sinsal"! Yo no me he leído el libro, pero un amigo mío me arrastró al cine a ver la película porque le había fascinado la historia, y sí que me gustó bastante. Me creó mucha curiosidad por saber más de los personajes, sobre todo de ella. Y creo que el final fue el más inesperado para haber tenido tanto éxito, sin embargo, es justo lo que la historia y esa relación tan enfermiza necesitaba.

Un besito,
Esther.

Mientras Leo dijo...

De tus minis sólo he leído perdida, que me pareció francamente entretenido pero ni de lejos para tanto revuelo y tanta venta
Besos

Bambú dijo...

El único que he leído es Perdida, me gustó muchísimo al principio, pero hacia la mitad me pareció que perdía fuelle :/

Por fin encuentro a alguien que ve a Ben Affleck como yo, en serio ese tío es de lo más soso!! no sé que le ven porque yo no le veo absolutamente nada XDD

Saludos

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Me desmotivas con la peli de Perdida, la novela me gustó, son sus contras pero me lo pasé bien leyéndola. Del primero sí me gustaría que hicieras esa entrada, vi un vídeo hace tiempo al respecto de los introvertidos e ideas similares, lo mismo es justo de la autora, me pones en duda. La erótica, como género, me atrae poquito.
Besos

Nina dijo...

EL PRIMER LIBRO si quiero escuchar mas de introvertidos porque soy asi xDD

Perdida si quiero leerlo pero no me gusta leer libros en pleno boom xD prefiero leerlo luego jaja

Neus dijo...

Por el estilo creo que el que más me atraería sería el segundo, pero tampcoo como loca.
No me llevo ninguno de momento!
un besito

Tatty dijo...

De estos tres solo he leído Perdida que me gustó mucho, sobre todo a partir de la segunda parte y los otros dos no me llaman demasiado
Besos

Lau Rhead dijo...

Hola! Los dos primeros no los conocía y me han llamado mucho la atención, apuntados quedan! Y el de Perdida lo conozco pero de momento no tengo intención de leerlo ;) Besos!

Carla dijo...

Quiet lo quiero leer desde hace tiempo. Creo que me voy a sentir muy identificada con el libro.
Perdida me encantó. Los personajes son tan bestiales... me lo pasé muy bien leyéndolo.
A mí si me gustó la película, me pareció muy fiel. Tampoco me gusta Ben Affleck, pero como el personaje de Nick no sabe demostrar sus emociones, pues eso le va que ni pintado a Ben Affleck.

Un beso.

Carmen Forján dijo...

Solo he leído Perdida, que me gustó. Con la película, eso sí, no me animaré...
Beso,

Carmen Forján dijo...

Solo he leído Perdida, que me gustó. Con la película, eso sí, no me animaré...
Beso,