1 de julio de 2015

[Reseña] - Sorta like a rockstar de Matthew Quick


Amber Appleton vive en un autobus. Desde que el novio de su madre les echo de casa, Amber, su madre y su leal peorro Bobby Big Bog (o triple B) han acampado en Hello Yellow (el autobus escolar que conduce su madre). Aún así, Amber se autoproclama la princesa de la esperanza y la chica del imborrable optimismo. Pero cuando una horrible tragedia amenaza a su inquebrantable optimismo y a su modo de vida, ¿podrá Amber continuar siendo la estrella de la esperanza? 





Título: Sorta like a rockstar
Autora: Matthew Quick
Editorial: Little Brown and Company
Páginas: 355
Precio: 6.42€
Libro Único


  

Matthew Quick se ha convertido en mi descubrimiento del año. En algo más de un mes he leído tres libros suyos, y planeo leer el resto de su obra muy pronto. De los tres libros que he leído, quizá este es el que menos me ha gustado, y aún así me ha gustado mucho.

La protagonista de Sorta like a rockstar es Amber, una chica de 17 años a la que la vida ha tratado muy mal. Su padre las abandono cuando ella era pequeña, y desde entonces su madre se ha lanzado desesperada en relaciones cada vez más dañinas buscando a alguien que proveyera para ellas. Finalmente, se han quedado sin casa y se ven obligadas a vivir en el autobús escolar que conduce. Por si esto fuera poco, la madre ha acabado por caer en el alcoholismo, la drogadicción y la prostitución, dejando a Amber bastante sola. Sin embargo, Amber es el optimismo personificado y consigue ser bastante feliz.

En la escuela ha hecho un grupo de amigos a los que adora, sus chicos. Son lo que podríamos denominar en el lenguaje de instituto "los frikis", pero eso a ella no le importa. Un chico autista, un tartamudo, su hermano minusvalido y el único chico negro de la escuela. Y ella, la chica sin hogar y de una familia desestructurada. Ha encontrado una figura maternal a la que admirar y en la que buscar el apoyo que no encuentra en su familia en la madre de uno de sus amigos. Y en vez de deprimirse por su situación, ha encontrado la felicidad en ayudar a otras personas. Y también en la religión.

La religión es un tema importante porque hace mención constante a su fe y esto es algo que me chocaba un poco. Yo no soy una persona religiosa y, sin que nadie se ofenda, me aburre muchísimo cuando alguien me sermonea con ese tema. Sin embargo, todos sabemos que en Estados Unidos hay muchas personas muy religiosas y que mencionan sus creencias mucho más que aquí. Creo que ilustra esta situación de manera objetiva, es parte de la personalidad de Amber, ni la critica ni intenta ser un libro "moralizante", y esto me ha hecho sentir cómoda.

Voy a hacer una confesión. A pesar de que este libro me ha gustado muchísimo, al principio Amber me parecía un poco de vomitar arco iris. Es tan optimista, tan feliz, tan buena persona y tiene esa forma de hablar tan particular... que parecía la hermana mayor de Heidi. ¿Verdad? Verdad. Sin embargo, me gustó su evolución cuando pasa por un periodo bastante crítico y la acabe cogiendo hasta cariño. Eso sí, durante todo el libro no me la podía imaginar como una chica de 17 años, sino más bien de 13. A esa edad y con esa vida, no se puede ser tan naive, no me lo creo.

Otra cosa que quiero destacar, no sé si como mala o como buena, es que el libro es bastante peliculero, tanto en el desarrollo de la trama como en las escenas visualmente muy llamativas. Me lo puedo imaginar perfectamente como una película y, de hecho, me encantaría que la hicieran. Además, va a tocarte la fibra sensible muy directamente y sin rodeos, pero conmigo lo han conseguido y acabé llorando como una tonta. No es triste, es emotiva. Manipuladoramente emotiva. Eso no quiere decir que no lo haya disfrutado un montón.

Y lo que me queda bastante claro después de leer tres libros del autor es que su especialidad es el análisis de personajes emocionalmente inestables, en momentos de crisis o con enfermedades mentales. Es un tema que me apasiona y me encanta como lo trata Matthew (sí, lo llamo Matthew porque ya es un colegui).  Estoy deseando leer el resto de sus libros.

Matthew Quick es mi nuevo autor favorito. Es un especialista en reflejar personajes emocionalmente inestables o en periodos de crisis. Sorta like a rockstar trata sobre una adolescente tremendamente optimista a la que la vida maltrata terriblemente. Es una historia peliculera y emocionalmente manipuladora, pero la he disfrutado muchísimo. 


   

 

3 comentarios:

Nina dijo...

me gustaria leer a este autor, que hablas tan bien de el!

Abbie dijo...

Ya venía cruzando los dedos antes de leer la reseña; hace tiempo que quería leer este libro y pensé "si a Arila no le gustó medio me mato" porque casi siempre terminamos coincidiendo y no quería pasar por otra decepción -.-
Pero ¡!!!!! te ha gustado y puedo estar contenta jajaja. Ahora si que me lo apunto.
Gracias por la reseña <3
Un beso!

María Fernanda dijo...

Cuando leo el "Pero cuando una horrible tragedia amenaza a su inquebrantable optimismo(...)" de la sinopsis no lo entiendo. A ver, que toda su vida en sí pinta como una horrible tragedia jajaja. A ver si me hago con un libro del autor, me llama mucho Forgive me, Leonard Peacock (o algo así). ¡Un beso! Nos leemos.