10 de septiembre de 2015

[Reseña] - Lies we tell ourselves de Robin Talley


Es 1959. La batalla por los derechos civiles está en su punto álgido. Y también es el primer día de instituto de Sarah Dunbar, una de las primeras estudiantes negras en el anteriormente instituto "sólo para blancos" Jefferson High. Nadie quiere a Sarah allí. No la quieren los profesores, y definitivmente no la quieren los alumnos; especialmente Linda Hairston, la hija del mayor segregacionista del pueblo. Sara y Linda tienen motivos para odiarse la una a la otra, pero un proyecto escolar las fuerza a pasar tiempo juntas y las diferencias cada vez tienen menos importancia. Empiezan a sentir algo que no han sentido antes y las dos están decididas a ignorarlo. 


Título: Lies we tell ourselves
Autora: Robin Talley
Editorial: Mira Ink
Páginas: 336
Precio: 11.37€/6.34€ (kindle)
Libro Único

  

Si lleváis tiempo por aquí, sabréis que me gustan los libros que analizan la psicología y el comportamiento social, Y sabréis también que me gusta mucho leer ficción histórica. Inevitablemente, la lucha por los derechos civiles y la historia del racismo en Estados Unidos es un tema que me interesa. Creo que es muy importante analizar cómo se llegó a esa situación de sometimiento y enfrentamiento entre las dos razas y cómo apareció y se desarrollo el movimiento de lucha de los derechos civiles.  Y por supuesto, cómo es la situación actual porque, aunque ha mejorado mucho, lamentablemente aún no es la ideal.

"Lies we tell ourselves" ofrece una visión muy interesante del movimiento de lucha por los derechos civiles al recrear cómo fue la llegada de estudiantes negros a los colegios que anteriormente eran sólo para blancos, especialmente en los estados del sur que tradicionalmente siempre fueron los más segregacionistas. Nunca me había parado a pensar lo duro que debió ser para esos estudiantes entrar en un colegio en el que son fuertemente rechazados, incluso por los profesores, y en el que están en clara minoría. El bullying que sufren los personajes por parte de sus compañeros, incluidas agresiones serias, sería capaz de hundir a cualquiera. Sin embargo, estos adolescentes aguantaban la situación por el bien de una causa mayor que era conseguir la igualdad. Es algo admirable, especialmente en un adolescente.

Considero un acierto que el libro esté narrado mediante capítulos intercalados por dos narradoras distintas: Linda, una de las chicas negras que entra nueva al colegio, y Linda, la hija de un político segregacionista. Esto nos permite introducirnos en la mente de las dos partes y ver cómo cada uno vivía la situación y los argumentos que utilizan para defender su postura. A día de hoy resulta más difícil de justificar la postura de Linda (o eso espero!) y por ello me ha resultado muy interesante ver cómo la argumentaba, lo cual no significa que esté de acuerdo con ella en nada.

Por si todo esto no ofreciera un debate suficientemente amplio en la historia, la autora ha incluido otro tema aún igual de convertido en la época: las relaciones homosexuales. Las dos protagonistas sienten una atracción, pero ambas están totalmente aterrorizadas de ello y tienen claro que esa inclinación está mal. De nuevo, nos ofrece la oportunidad de meternos en la mentalidad de la época en relación a este otro tema.

Sin embargo, le voy a sacar un defecto al libro y es que la atracción de las protagonistas me ha parecido un poco insta-love, sobre todo por parte de Sarah. Me parece poco probable que le resulte tan fácil desarrollar sentimientos por una persona que la discrimina y la desprecia como lo hace Linda. Y aún menos si tenemos en cuenta la idea tan arraigada de separación de razas que existía entonces y el rechazo radical a la homosexualidad, incluso por parte de las propias protagonistas. Es una situación que pudiera haber llegado a darse, pero necesariamente hubiera requerido de mucha más historia previa entre ambas. Me ha chirriado bastante al principio, pero he podido obviar el detalle y disfrutar de la historia.


Lies we tell ourselves nos ofrece una perspectiva interesante de cómo fue el proceso de integración de los estudiantes negros en los institutos "sólo para blancos" en el sur de Estados Unidos. Es muy interesante contar con los dos puntas de vista, el de una chica negra que lucha por sus derechos civiles y el de una chica blanca de ideología anti segregacionista. 


   



   

6 comentarios:

MeriiXún dijo...

Hola^^
La verdad es que no pinta nada mal y creo que sería una lectura interesante por lo que no descarto leerlo en un futuro.
un beso!

Tatty dijo...

A mí estos temas también me resultan interesantes así que podría animarme con este libro, aunque tendré que ver si está traducido
Besos

Neus dijo...

Por lo que parece es un libro interesante
habrá que tenerlo en cuenta
un beesote

Nina dijo...

yo lo tengo en mi lista hace tiempo, espero conseguirlo pronto!

Agnieszka dijo...

La segregación y el racismo son temas que me ponen los pelos de punta. Me lo apunto, sobre todo para ver cómo alguien puede intentar justificar su racismo. ¡Es que me parece increíble!
besos

Carmen Forján dijo...

Si me permites, una de las menciones a Linda creo que deberías cambiarla por Sarah. Por otra parte, el libro no pinta mal por los temas que trata, aunque manejar las dos temáticas a la par no parece fácil.
Besos,