23 de marzo de 2016

[Reseña] - Lolito de Ben Brooks


Etgar tiene todo por hacer y sin embargo no quiere hacer nada. Etgar tiene problemas de adolescente y miedos de adulto. Etgar solo quiere ver documentales marinos y comedias sin muerte, pero clica en los vídeos virales más sádicos. Etgar es aún un crío, pero ya escribe cartas imaginarias a sus hijos que no nacerán. Etgar querría beber siempre té con Nesquik, pero vacía una botella de alcohol tras otra. Los amigos de Etgar también lloran, como él, pero siempre despiden sus mensajes con una risa. Pasea por las calles grises de su pueblo, pero es en internet donde Etgar descubre el desamor más cruel (el engaño de su primera novia en Facebook) y también el amor más cálido y extraño (el consuelo de una mujer madura tan indefensa como él, en un chat sexual). Un juego de identidades que deberá resolver en la vida real. Teclea a tumba abierta y con el corazón en un puño, para partirse de dolor y también de risa, Lolito es una maravilla escrita por el mejor, más lírico, cronista de su generación. Un Holden Caulfield con conexión a internet, el reverso cruel de Wes Anderson y la mejor actualización de la novelas de los angry young men. Elogiado por Nick Cave y aclamado por la crítica británica, nadie escribe como Ben Brooks, porque Ben Brooks, como Etgar, es único. Aunque comparte miedos con todos sus lectores.

Título: Lolito
Autora: Ben Brooks
Editorial: Blackie Books
Páginas: 248
Precio: 18.05€
Libro Único

  

"Lolito, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-to: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de mis dientes. Lo. Li. To."

El título de la novela me evocaba lo evidente: una inversión de géneros en la clásica historia de Lolita de Nabokov. Una historia en la que el niño-adolescente fuera un chico y la adulta una mujer. Y sí, nos encontramos esa relación en la novela, pero ahí acaban todas las similitudes. Quizá haya sido hasta un recurso literario del autor que en todo lo demás fuera tan opuesto, que no pudiera dejar de causarte cierto choque la inevitable comparación.

En Lolita de Nabokov encontramos uno de los lenguajes más líricos y bonitos de la literatura en una historia con unos personajes altamente perturbadores. En Lolito de Ben Brooks nos encontramos el lenguaje más basto y soez que te puedas echar a la cara en una historia con algunos de los personajes más tristes que te puedas encontrar.

El protagonista de Lolito, Etgar, es un adolescente de 15 años que está deprimido porque su novia le ha puesto los cuernos. También está terriblemente aburrido porque sus padres le han dejado solo en casa y no está de humor para salir de fiesta con sus amigos. Entonces, decide distraerse en un chat erótico. Así conoce a Macy, una mujer mayor que busca sexo telefónico. Entran en un bucle de mentiras malas y de calentones telefónicos, hasta que deciden quedar en persona a terminar la faena.

Si la historia hubiera tenido otro tono quizá me hubiera gustado, pero  su narración me ha desagradado en modo extremo. No estoy en contra de utilizar un lenguaje coloquial en los libros, palabrotas incluidas, pero no soporto cuando esto degenera en una narración simplista, basta y soez. Está contado en un estilo muy simple y vulgar que podría ser propio de un adolescente que ha pasado de la edad del pavo de "caca, culo y pis" a la de "coño, polla y follar".

No es la primera vez que me pasa esto con un libro y seguramente el problema sea mío. No me gustan los libros que están narrados desde el punto de vista de un adolescente (o adulto, que también podría pasar) en la edad del pavo que tiene cuatro neuronas: dos para el sexo, otra para fumarse porros y la última para quejarse del colegio o de sus padres. Es un tipo de personaje con el que no tengo nada en común y que, si no sale de ahí, no va a tener nada que contarme que a mí me interese.

Yo poco más tengo que deciros, pero antes de terminar quiero dejaros una reseña muy positiva de Carlos de "La cueva de Charles" que fue la que me animo a coger este libro en la biblioteca. Creo que siempre está bien ver distintas opiniones y pensar con cuál podéis ser más afines.



Tal como nos hace pensar su título, Lolito nos cuenta la relación de un adolescente con una mujer mayor. En esta ocasión, la relación comienza en un chat erótico de internet y es totalmente consentida y buscada por el menor. Su lenguaje vulgar y la mentalidad tan de adolescente en la edad del pavo de su protagonista me han impedido disfrutar de esta historia.


   



  

5 comentarios:

MeriiXún dijo...

Hola^^
Es una pena que no lo hayas terminado de disfrutar, yo lo tengo pendiente y la verdad es que, gracias a la reseña de Charles, le tenía muchas ganas pero ahora ya no estoy tan segura...Supongo que no tardaré en leerlo a ver que tal está, aunque iré con las expectativas algo bajas.
un besote!

Tatty dijo...

No lo conocía pero es un libro que no me llama nada así que lo dejo pasar
Besos

Abbie Dreams dijo...

Esto me deprime de sobremanera jajaja. Tengo muchas ganas de leer este libro, de hecho planeaba leerlo este otoño y ahora meeh. Igual es bueno porque así no le tengo tantas expectativas, aunque, honestamente, los protagonistas quejones me agradan bastante. I'm guilty.
Un beso!

Mientras Leo dijo...

A mi este libro me encantó, la verdad. Me pareció una visión cruzada sobre la hipocresía social que vivimos muchas veces.
Tristísimo
Besos

Zulema Couso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.