3 de octubre de 2012

Semana Temática Orienta - Crónica de Pekin II


Nos queda hablar de la Gran Muralla China, posiblemente el monumento y la atracción turística más conocida de este país. Con aproximadamente 9.000 kilómetros de largo, se construyó para proteger la frontera china en el norte de los ataques de manchures y de los mongoles. No es muy alta, como mucho alcanzará los 10 metros, y tendrá unos 5-6 metros de anchura. Evidentemente no se ve desde la luna, eso es una leyenda, lo que vieron fue la cordillera del Himalaya. Creo que lo verdaderamente impresionante de este monumento debe ser verlo desde arriba y ser consciente de lo increíblemente larga que es. 

Me llamo la atención lo inclinada que es en algunos tramos, a veces con cuestas y otras veces con escalones. Esto hizo que recorriera menos de lo esperado; con una herida en la rodilla que me dolía un poco (caída tonta ^^) y una solanera que amenazaba a dejarme como un cangrejo cocido en poco tiempo, temía por mi integridad física. De hecho, nuestra guía nos contó que el día anterior se había caído un señor rodando y estaba muy grave en el hospital. Así que si vais a la muralla, tened en cuenta que no es un paseíto ligero. 


En un descansito que me tome en mitad de la muralla me pasó algo curioso, se me formó una cola de chinos que querían hacerse una foto conmigo. ¡Sí, si, flipad! Tienen una obsesión insana con hacer fotos a todo lo que no ven frecuentemente y los occidentales no somos una excepción. Los chinos del interior que van de vacaciones a Pekin o Shanghai posiblemente no han visto occidentales más que en la tele. Cuando posábamos para fotos con nuestra cámara muchas veces aparecían un par de chinos con la suya también y otras muchas pedían ponerse con nosotros, o se tiraban en medio de la foto sin más. Al principio bromee con que eramos como famosos, pero luego llegué a la conclusión que eramos más bien como el búfalo con el que quisimos todos hacernos una foto, nosotros no habíamos visto nunca uno pero su dueña campesina alucinaba.

Conmigo tenían especial obsesión con las fotitos, y creo que es porque les gustaba mi tono de piel casper. Tal es su obsesión por estar blancas que es muy frecuente que vayan con sombrillas para protegerse del sol, normalmente llenas de encaje y purpurina, muy discretas vaya. Pero esto no es lo que más me ha impactado, sino como una especie de mangas de quita y pon para que no te de el sol en los brazos que es lo más feo que he visto en mucho tiempo. Juzgad en la foto de la izquierda. 


Por último, no quería terminar esta crónica sin hablaros de los mercados de imitaciones. Creo que no hay turista que vaya a Pekin y no pase a ver el Mercado de la Seda, el más famoso. Yo siempre recordaré la visita como el día en que casi perdimos un riñón. Se trata de un "centro comercial" enorme de seis plantas, cada una de las cuáles está dedicada a un tipo de imitaciones: ropa, calzado, bolsos, joyería y relojes, electrónica. El incidente ocurrió en la planta de los bolsos cuando una dependienta nos convenció para acompañarla a dónde guardaba los bolsos de mejor calidad. Acabó llevándonos al parking donde abrió una furgoneta y nos sentó ahí en unos taburetes. Teníamos que elegir en un catálogo los bolsos, ella los buscaba y nos los traía. Yo temía que arrancara y nos raptara la mafia china y no podía dejar de pensar que parecía que estábamos traficando con algo chungo. Se aprovechaba de lo intimidante de la situación para intentar obligarnos a comprar a un precio más alto. Se puso algo agresiva y yo llegué a tener miedo. En serio, si tenéis la  oportunidad de ir, ¡no bajéis al parking nunca! Conseguimos los mismos bolsos exactos y más baratos en las tiendas.  

Además, hay que tener en cuenta que como mucho hay que pagar el 20% del precio inicial que te marquen. Hay que regatear muchísimo, son super pesadas, y una vez que hayas comenzado te va a resultar difícil irte. No es raro tener tres chinas encima dándote la tabarra que te agarran para que no te vayas. La estrategia de hacer un amago de huida es buena para bajar el precio, no tengáis miedo que, salvo que hayáis llegado al precio mínimo del producto, os harán una rebaja desesperada. Es curioso porque siendo un país comunista, la economía y la mentalidad es tremendamente capitalista, estarían dispuestas a venderte a su madre si les ofreces un buen precio. Por cierto, aquí es donde mejor se habla inglés en toda China, mucho mejor que en los hoteles. En definitiva, además de algún regalillo, yo salí con un bolso "chanel", unas converse, unas uggs y una lata de cocacola altavoz :)


¡Y esta soy yo! He decidido enseñaros
que existo y que no lo he sacado
 todo de la wikipedia :)

THE END

27 comentarios:

Tatty dijo...

Me ha encantado la crónica, qué pena que se acabe y qué ganas de hacer este viaje. Me ha encantado la anécdota de las fotos, ya vemos que la fama que tienen por aquí de hacer fotos a todo es merecida
besos

bells dijo...

oh que bonito me encantaría ver la muralla china algún día.
uff yo regateando soy malísima
un beso

Patri Estrellas y páginas dijo...

Me encantaría,el mercado de la seda ya me comentó mi tio algo parecido es muy fuerte jajaja que miedo.


besos

Dentro de un Libro dijo...

Una crónica excelente, la muralla china es un de los lugares del mundo que me encantaría conocer, solo por lo que se ve en fotos se nota que es imponente. Muchas gracias por compartir tu viaje!
Un beso!

Mariana Sánchez dijo...

Me encantaron todos tus artículos de China! Cuídate esa rodilla que se ve que debió doler la caída :) Saludos!!!

Olga dijo...

Viajazo te has pegado, preciosa la muralla.

Bam dijo...

Me encanta!!!!
Gracias por la entrada *w*
Besos!

Loida dijo...

Guapísima!! Ves, ya decía yo que en realidad lo impresionante era ver la muralla desde el aire jeje A mi la verdad es que me daría un poco de miedo entrar en un sitio que cada dos por tres me arrastrasen para comprar algo jeje
Y lo del parking, que miedooo jeje Me iría por patas XD
Y que mona tu hee jeje uff.. te hiciste daño en la rodilla hee jeje
Una semana temática genial ^^
¡Un besazo guapísima!

mientrasleo dijo...

Tengoq ue convencer al señor leo y copiarte este fantástico viaje... y comprar!
Besos

Nina dijo...

Wow! que experiencia! que miedo que miedo verdad ! tu rodilla :O! y bueno que susto lo del parking y las chinas xd

BESOS

Bopopola dijo...

La muralla China! Genial *___*
Es un cliché total que sea una de las cosas que más me llame la atención de China, pero mi meta es visitar la 7 maravillas del mundo antes de morir :B
Y vaya, los chinos son muy raros, o al menos por lo que cuentas parece que nunca se despegan de sus cámaras XD

Un beso^^

Pakiko dijo...

Me han encantado tus crónicas. Son muy instructivas y divertidas.
Besos

Lornian dijo...

Te llevaron al aparcamiento, te montaron en una furgoneta ¿y no te fuiste por patas al grito de HELP, HELP? Eres mi heronía, yo me hubiese escapado a los segundos. Los aparcamientos son lugares muy recurridos para ser escenarios de asesinatos. Por algo será.
Yo soy penosa negociando xD
Me alegra que te lo pasases bien.

¡Besos!

Eva dijo...

Me ha gustado mucho la crónica ^^
No tenía ni idea de que la muralla fuese tan larga (bendita ignorancia la mía), muy interesante todo.
Las fotos chulisimas!! y tú, guapísima! :)

Me has hecho mucha gracia con lo de que te reclamaban para las fotos, a la próxima aprovecha y saca tajada de ello, 3e la foto (hay que cobrar los derechos de imagen) jajaja

Bufff vaya susto con la china y la furgoneta, yo del miedo que me hubiese entrao les habría pagado los bolsos para largarme de allí cuanto antes...una anecdota para recordar ^^

Besines wapa

Hannah; dijo...

Me ha encantado esta crónica *_* Pero no me sirve, ¡Quiero ser yo la que vaya a China!

No sé si sería muy buena regateando, la verdad... xDDDDDDD

Carla dijo...

Me ha encantado la crónica, me has dejado con muchísimas ganas de ir a China.
Impresionante la muralla y muy gracioso lo de las fotos en plan famoseo.
Y lo del parking... qué miedo, en serio!!

Un beso!!

Abbie dijo...

Que genial lo del mercado de imitaciones x3 moriría por ir ahí :3
Y la muralla! está en mi lista de lugares que conocer antes de morir asdhsd que suerte tienes!! Se ve que lo pasaste genial :3 Me dio gracia eso de que venderían a su madre por un buen precio xdd

Sherezade dijo...

Hola guapa!

Y yo que creía que te había comentado xD Que curioso lo de las fotos, sí que tuviste que sentirte como una famosa jajaja Y lo del parking lo tendré en cuwnta si algún día puedo visitar Pekin (Ojalá). Me ha encantado tu crónica, se ve que te lo has tenido que pasar de fábula =)

Muchos besitos!!=D

Carmen dijo...

Preciosa crónica. Me has dejado con lo de las manguitas esas... Qué cosa más horrorosa, tienes razón. Pasear por la muralla china es uno de mis sueños pero libre de gente, jeje. Lo voy a tener difícil, verdad?
Besos,

Nicis dijo...

Me encantó, ¡al fin algo que reconozco de China! jajajajajaa No me imagino en un mercado así, creo que en diz minutos estaría asfixiada de tanto intento de venta jajajaja, menos mal saliste victoriosa de todo y no te secuestraron en esa furgoneta jajajajjaja

Besotes, guapa!

Oly dijo...

Lo dicho: mucha envidia! La verdad que no se encontraba entre mis más deseados sitios de visita... hasta ahora ;) Muchas gracias por las crónicas. Y si algún día voy, tendré en cuenta lo del parking! xDDD
Besos

Carolina dijo...

Wooow que interesante!!
Espero un día por ir también!

Saludos :)

Tizire dijo...

Una entrada estupenda! He flipado imaginando cómo un montón de chinos te perseguía para sacarte fotos, qué fuerte! Desde luego, este viaje ha sido toda una experiencia y ha estado muy bien que nos des trucos a los turistas del futuro, jejeje. 1beso!

Sileny dijo...

Me meo, se cayó un hombre rodando...no es para reírse pero te imaginas la situación...xD
Jaja foto foto, Arila! xDDD Claro, es que para ellos estar morenos es como ser un campesino no?
Oh, dios mío! Que casi te raptan con los bolsos xDD Pobreta, solo de pensarlo da cague U.U Me gustan tus compras, sobretodo las uggs *-*
Que guapetona!

Twins dijo...

¡Qué guay que pudieras ir a la muralla china! *o*
Jajaja, qué fuerte lo de que un hombre se cayera rodando. En realidad, pobre por él, nunca habíamos escuchado nada así xD
Sí que tiene que ser impresionante verla de lejos.
Vaya por lo de tu herida y que no pudieras seguir como esperabas, y aún encima por una caída tonta jeje.
Jajaja, qué gracia lo de que se quisieran hacer fotos contigo :D
AA, qué miedo lo del parking, si nos pasara a nosotras no sé lo que haríamos xDD
Jajaja, qué locas las chinas intentando que compres xD
Muy chulas todas las compritas ^-^
Nos han encantado todas las entradas que has puesto de China. Contigo hemos aprendido cosas que no sabíamos :)
Jeje, aunque no hubieras puesto la foto te creeríamos, muy guapa.
Besicos.

Fran ;) dijo...

que bien que hayas echo un viaje tan interesante :) es genial la muralla china, algun dia ire. creo que si fue a un mercado por alla nunca pararia de comprar xDque bien que hayas hecho esta cronica!!! :) es genial, saludos!!!

Talisman Dreams dijo...

Que pasada, seguro que no lo olvidarás nunca! Ayssss me duele solo de verte la rodilla >.< sales genial en la foto, ¡ale, ya te he puesto cara! jajaja

¡Un besito guapa!